Mal aliento en perros

Mi perro tiene mal aliento. ¿Qué puedo hacer?

Con la enfermedad de las encías y la mala salud dental que afectan a la mayoría de los perros a partir de los tres años de edad, una boca enferma y plagada de bacterias es un problema habitual en los perros de hoy en día. Cuando un perro tiene problemas en su salud dental se crea una inflamación que significa que el sistema inmune del perro está luchando contra el problema. Esta enfermedad de las encías es causada por la placa y el sarro en los dientes que irritan la línea de las encías. La placa es una micro-colonia de bacterias que debe mantenerse bajo control.

Cuando no está bajo control, causa un estrés indebido al cuerpo del perro y puede provocar problemas de salud graves. Afortunadamente, el mal aliento de un perro sirve como indicador de que algo anda mal, ¡dándote la oportunidad de corregirlo!

¿Cuál es la solución al mal aliento de los perros?

Muchos veterinarios aconsejan el cepillado diario de los dientes de un perro como la solución para el mal aliento del perro, pero nosotros creemos que el primer paso debe ser dar un dieta acorde a la naturaleza del perro. Ciertos alimentos deben excluirse de la dieta de un perro, y deben incluirse ciertos ingredientes que tendrán un efecto positivo no solo en sus dientes y mal aliento, sino también en su salud en general. De este modo evitarás limpiezas dentales dolorosas y costosas y observarás cambios en la salud dental de tu perro con solo unos simples cambios.

¿QUÉ INCLUIR EN LA DIETA DE UN PERRO PARA MANTENER LA BOCA SANA?

Huesos crudos

Los huesos crudos no solo están repleto de vitaminas y minerales esenciales, sino que también actúan como un limpiador dental natural. Aunque muchas personas (incluidos algunos veterinarios) opinan que los huesos crudos deben evitarse a toda costa, nosotros creemos que los beneficios superan con creces cualquier peligro percibido. Además, para evitar cualquiera de estos peligros, se debe elegir un hueso crudo de tamaño apropiado para el perro, y se debe supervisar mientras lo come para minimizar el riesgo de asfixia o cualquier daño dental. También se recomienda refrigerar los huesos crudos entre sesiones de masticación. ¡Consigue huesos apropiados y observa a tu perro masticando felizmente!

Por otro lado tenemos una serie de hierbas que ayudan a enmascarar el olor de las bacterias que emiten en la boca del perro, además de ayudar a reducir su número y formación. Pero no hay que olvidar que para obtener resultados adecuados, es necesario abordar la causa que origina las bacterias, que no es otra que la comida que damos a nuestro perro.

Perejil

Simplemente espolvorea perejil seco en la comida del perro. Fácil de usar y muy eficaz.

Menta

Refresca su aliento con un agradable olor a menta. Desafortunadamente, a muchos perros no les gusta el sabor de la menta, por lo que es difícil de administrar en algunos casos.

Salvia, árbol de té o clavo

Todos estos eliminarán las bacterias en la boca del perro, evitando que se forme la placa. Desafortunadamente, también es difícil que todos los perros lo coman debido a su sabor. 

Eucalipto

Esta es una excelente manera de eliminar el mal aliento ya que reduce los compuestos de azufre volátiles. 


Si bien las sugerencias anteriores eliminarán el mal aliento, desafortunadamente solo ocultan el problema y no abordan la causa. Para que el mal aliento se elimine por completo, es necesario abordar la alimentación como hemos comentado ya que la placa dental se forma a partir de bacterias cuyo sustento son los carbohidratos complejos. También recomendamos suplementar esta alimentación con nuestro antiplaca natural Canident.

¿QUÉ EXCLUIR EN LA ALIMENTACIÓN DE UN PERRO PARA MANTENER SU BOCA SANA?

A medida que el mal aliento prolifera en la boca de un perro debido a las bacterias, la mejor manera de combatir estas bacterias es eliminando de la dieta del perro lo que estas comen e introduciendo los ingredientes que ayudan a mantenerlas a raya.

Comida seca para perros y golosinas dentales

La mayoría de los alimentos secos para perros tienen almidón, debido a la inclusión de cereales, y conduce a la acumulación de placa en los dientes. Como la placa se alimenta de los carbohidratos que se quedan en la boca del perro, la mayoría de los alimentos secos para perros proporcionan el combustible perfecto para su proliferación. Mucha gente piensa que las croquetas proporcionan una acción abrasiva limpiando los dientes del perro, pero no se preguntan por qué su perro todavía tiene placa dental. Ni las croquetas, ni las golosinas dentales proporcionan la acción abrasiva capaz de limpiar la placa dental de los perros, sino que constituyen el combustible para formarla. La comida que le estás dando a tu perro es lo primero que se debe tener en cuenta a la hora de tratar de mantener su boca sana, si es comida seca para perros o una golosina, asegúrate de que no se le agreguen cereales ni azúcares.

Huesos cocidos

Como mencionamos anteriormente con huesos crudos, vale la pena señalar el peligro de introducir huesos cocidos en la alimentación de tu perro. Con la cocción se eliminan muchos de los beneficios que un hueso crudo proporciona a tu perro además de ser peligrosos ya que se vuelven quebradizos y pueden astillarse y terminar perforando el intestino de un perro dañando el tracto gastrointestinal. Peligroso y totalmente desaconsejable.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *